Translate

sábado, 21 de octubre de 2017

Molinos de viento



Pissarro





En esta noche destemplada,
el tiempo
es sólo un desliz de las horas
que trae
encuentros, alegría,
tristeza, dicha y lucha...
Aquella
de "El Quijote"
contra los "Molinos de Viento".
Aquella
que empezó desnuda de artificios
trazando sendas escondidas,
es hoy un presente que se desdibuja,
soberbio,
desde el reloj de los días.

Luján Fraix-2014


viernes, 20 de octubre de 2017

Madre, escribe...








"Entre hechizos de gato
y rejas
mi madre con su tejido
escuchando mis cuentos..."



Hoy regreso a la infancia atardecida
a leer en la nostalgia que ilumina
tu dulce abrazo con lumbre cansina
y el tañido cual cítara dormida.

A la noche, una farola encendida
evoca ya tu palabra divina,
es piel de mi alma, estrella matutina,
coraza de mi temor a la vida.

En tu ser mi vocación admirada
escucha la novena letanía
cuando tu amor es sombra inalcanzada.

¡Madre... iza de la tierra labrantía
la semilla de mi mano espigada
y habla con la letra de mi poesía!


Luján Fraix-2005


Este poema recibió el Primer Premio en el Concurso organizado por la Secretaría de Cultura y el Museo de la ciudad en el año 2005. El galardón (una plaqueta) está ubicado en la Plaza Colón, de mi localidad, en el Monumento a las Madres.

Gracias al jurado, al intendente y autoridades por haberme otorgado dicho premio: el más importante que he recibido en mi vida porque tiene un valor especial: estaba dedicado a las madres y se cumplían dos años del fallecimiento de la mía. Fue muy emotivo para mí; es por ello que coloqué otro igual en el lugar donde descansa mi mamá, en su honor, para ella que amaba todo lo que yo hacía...


martes, 17 de octubre de 2017

Poema I, de Roberto Benítez


Franz Stegman





Vertiente majestuosa,
portadora inagotable 
de lunas y sueños,
de brillos y soles.
Alondras vespertinas
de tantos cielos, mares
con el mismo puerto,
encuentro matutino
de ceibos, jazmines
y pensamientos
en el pico repentino
del fino colibrí.
Midamos nuestro tiempo
en el tiempo de un abrazo,
en el beso de la despedida
en la euforia
del reencuentro.



Roberto Benítez

lunes, 16 de octubre de 2017

Para que crecieran los helechos, de Silvia López



Frederick Morgan




Mi abuela
sembraba grietas en el balcón antiguo

y fue por ese balcón 
que yo entraría a la selva de los relatos,

entonces era la niña de marfil
que sostenía en las manos un elefante de oro.

¿Qué clase de triángulo
se dibujaba en el verano de las noches
entre la abuela
los preludios de Bach
y yo?.

¿En qué abismo se apoyaban sus vértices
cuando los bordes elásticos
nos hacían saltar más allá del asombro?.

Silvia López


sábado, 14 de octubre de 2017

Seguidilla de la paciencia, de Isabel Brañas


Duy Huynh




La paciencia cabalga
en la tortuga;
se desplaza muy lenta
es simple y pura;
a veces basta
un gesto de bondad,
de eso se trata.

Este mundo de engaños
ruines y necios,
sabe de hipocresías
de grandes genios;
mientras los otros,
los que tienen paciencia
¿no son virtuosos?.

¿No es válido el amor?,
¿no es lo sublime?,
el perdón está ausente,
todo se finge,
todo se rompe;
el amor es paciencia,
¡y no se esconde!.


Isabel Brañas.

viernes, 13 de octubre de 2017

El libro de los abrazos, de Eduardo Galeano




"De los miedos nacen los corajes,
y de las dudas, las certezas.
Los sueños anuncian otra realidad posible
y los delirios, otra razón.
Al fin y al cabo somos lo que hacemos
para cambiar lo que somos".

EDUARDO GALEANO
de 
"El libro de los abrazos"


miércoles, 11 de octubre de 2017

La novia



Volver a ese juego infinito,
caminar las calles de arena,
tu oasis...
y sentir frío
como gota de mar en el alma.

Arrojar las huellas
en algún espejo roto
tras esconder mi sombra.

Llevar el misterio
                        como pretexto
para descorrer la inocencia,
sostenida por el asombro
de un verso que  ilumina
cuando la vida calla...



Luján Fraix-2017

Amores





"El amor es un símbolo de eternidad.
Barre todo sentido del tiempo,
destruye todo recuerdo de un principio
y todo temor a un fin."

Madame de Staël




Tiene el matiz de la libertad
sin límites cósmicos su andar.
La vida lo mira desde las heridas
con un lamento que no se va.

Tiene las llamas pobladas de canto.
Apóstol galeno es su guardián.
La vida lo mira. Es un mendigo errante.
La vida y la eternidad.

Tiene el rostro de miel sobre el filo helado.
Pájaro de viento sin igual.
El llanto se eleva entre sus milagros.
Sin velas ni timón puede escapar.

El mártir lo espera. La esclava
le trae mensajes de fidelidad.
Él tiene los ojos con reflejos oceánicos.
Él está solo y puede esperar.

Como lluvia de espuma borra el camino...
Alguien lo arroja al mar.
Aparece el miedo a quedarse sola,
infinitamente inmortal.

Prisionera del tiempo, Él es cautivo
que lastima y a veces da.
Su andar silente es fuego de paz.
La candela, su vestigio real.

Hasta que brote un sueño de estrellas,
es el amor secreto... ¡mi libertad!.



Luján  Fraix 2001



*Publicado en la Antología "De Baigorria con Amor". 2002. Santa Fe.
*Publicado en la revista "Las Letras" 2003. Buenos Aires.
*Publicado en "Septiembre" 2007.



martes, 10 de octubre de 2017

De William Shakespeare




¿Por qué se sufre?.
Por lo demasiado, por lo insuficiente,
por la nada y hasta por lo justo.

***



No admito que se pueda destruir
la unión fiel de dos almas.
No es amor
el amor que no logra subsistir
o se mengua al herirle el desamor.
El amor verdadero es tan constante
que no hay nada que pueda reducirlo;
es la estrella de toda barca errante,
cuya altura se mide, no su brillo.
No es juguete del Tiempo, aunque los labios
y mejillas dobléguense a su suerte;
no lo alteran del Tiempo los agravios,
pues su reino no acaba con la muerte.
Y si eso es falso y fuera en mí probado,
ni yo he escrito jamás, ni nadie ha amado.

William Shakespeare



domingo, 8 de octubre de 2017

Juan López y John Ward, de Jorge L. Borges


Esteban Arriaga



Les tocó en suerte una época extraña.
El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de agravios, de derechos, de una mitología peculiar, de antiguas o recientes tradiciones, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos o de símbolos. Esa división cara a los cartógrafos, auspiciaban las guerras.

López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward, en las afueras de la ciudad por las que caminó Father Brown. Había estudiado castellano para leer el Quijote.

El otro profesaba el amor de Conrad*, que le había sido revelado en un aula de la calle Viamonte.
Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas y cada uno de los dos fue Caín y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen.
El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.

Jorge L. Borges.

*Joseph Conrad. Novelista inglés (1857-1924), de origen polaco, autor de relatos de ambiente marítimo: "Lord Jim", entre otros.

Este cuento hace referencia a la Guerra de Malvinas de 1982.



Jorge L. Borges
escritor argentino.
 Nació en Buenos Aires
el 24 de agosto de 1899
y falleció en Suiza el 14 de junio de 1986.
Su sentido de la metáfora,
su imaginación creadora,
su conocimiento cabal de la expresión verbal
y sus razonamientos filosóficos,
lo colocan en primer lugar
entre los escritores de habla hispana.


sábado, 7 de octubre de 2017

Don Miguel de Cervantes, de Cecilia Biertwerth



Ilyas Phaizulline




¿Adónde vas, soldado,
con tus hebras de gloria en las 
alforjas...
... qué susurro de seda y terciopelo
te miente en el ocaso restallante
y te lleva tras sí desamparado...?
...El ondulante mar
y las galeras
y el arcabús hostil
que te desangra.
¿Te han robado fragmentos inasibles
de esa llanura inmensa, desolada,
enigmática y triste de tu alma...?

¿Adónde vas, soldado,
con tus versos?.
...Sueña tu sueño azul,
vela tus armas, ilumina tu noche, caballero...
...que el cautiverio oscuro te rodea,
y te hiere la lanza del silencio,
y te espera el sayal de San Francisco
y una cruz para asirte con mano,
que no pudo la guerra arrebatarte
entre sus muros de dolor y fuego.

...¿Adónde vas, soldado,
entre las brumas
que te llevas un ángel de escudero?.



Cecilia Biertwerth

viernes, 6 de octubre de 2017

Para María Jesús






Con tu premura de luz
llegaste a la orilla del día
en albores de luna,
jazmines y versos.
El destino,
rasgando cendales,
señala la bendita armonía
con sus prismas oceánicos,
desde la humildad de un latido.
Circunda la gloria del alba
el fulgor que dibuja la vida:
tu poesía
que besa...
frente al mar donde habita...

Puedo ver a través de esos ojos
el rubor de tu farola encendida,
un paraíso de perlas,
el milagro en la eternidad del tiempo
cincelando su mantilla de nácar
en la llanura desnuda y perfecta.

Eres ángel
que desgrana ternuras
y entrega la voz de su alma
en un cielo perfumado de rosas,
que sabe que tú eres surco de amor,
gaviota, abrazo, tiempo,
valor...

En el lugar de los sueños
la primavera ha de vivir,
por siempre,
dormida con la paz...
de tu sentimiento.

Luján Fraix-2012




Un beso querida María Jesús,
fiel amiga desde hace tanto tiempo.


Les dejo su sitio para que la visiten,
es una gran escritora y una hermosa persona.



miércoles, 4 de octubre de 2017

Nocturno, de José Asunción Silva



John Atkinson Grimshaw




Una noche,
una noche toda llena de murmullos, de perfumes y de música de alas,
una noche
en que ardían en la sombra nupcial y húmeda las luciérnagas fantásticas
a mi lado lentamente
contra mí ceñida toda, muda y pálida
como si un presentimiento de amarguras infinitas
hasta el más secreto fondo de las fibras se agitara
por la senda florecida que atraviesa la llanura
caminabas;
y la luna llena
por los cielos azulosos, infinitos y profundos esparcía su luz blanca:
y tu sombra.
fina y lánguida
y mi sombra,
por los rayos de la luna proyectadas,
sobre las arenas tristes
de la senda se juntaban
y eran una
y eran una
y eran una sola sombra larga
y eran una sola sombra larga
y eran una sola sombra larga.

Esta noche 
solo, el alma
llena de las infinitas amarguras y agonías de la muerte
separado de ti misma por el tiempo, por la tumba y la distancia
por el infinito negro
donde nuestra voz no alcanza
mudo y solo
por la senda caminaba...
Y se oían los ladridos de los perros a la luna,
a la luna pálida
y el chirrido de las ranas...
Sentí frío. Era el frío que tenían en tu alcoba
tus mejillas y tus sienes y tus manos adoradas
entre las blancuras níveas
de las mortuorias sábanas:
era el frío del sepulcro, era el hielo de la muerte,
era el frío de la nada.
Y mi sombra,
por los rayos de la luna proyectada
iba sola,
iba sola,
por la estepa solitaria;
y tu sombra esbelta y ágil
fina y lánguida,
como en esa noche de la muerta primavera
como en esa noche llena de murmullos, de perfumes y de música de alas
se acercó y marchó con ella,
se acercó y marchó con ella
se acercó y marchó con ella... ¡Oh, las sombras enlazadas!
¡Oh, las sombras de los cuerpos que se juntan con las sombras de las almas!
¡Oh, las sombras que se buscan en las noches de tristezas y de lágrimas!.

José Asunción Silva
(Colombiano 1865-1896)


lunes, 2 de octubre de 2017

La esperanza




Hay ciertas miradas encontradas
que abren el sendero de tus pasos
y liberan aquel abandono
en el inolvidable clamor
de tus palabras.
La sabiduría de la sangre
es una ciénaga de dádivas.
El adiós emerge estremecido
de aquellos velos solitarios,
dejando pretextos y milagros
en el portal de mis esperas.
Ese temblor desguarnecido,
que me recorre de memoria,
hiere vanamente
las grietas del olvido.
El cielo es un cristal roto
que consume lento a la distancia
el fuego de otros candeleros,
y el corazón maduro
llueve lágrimas...
que no tienen regreso.
Aún no quiero decir adiós,
la esperanza tardía
siempre...
llega antes que el cerrojo.

Luján Fraix- 2011


domingo, 1 de octubre de 2017

De Susanna Tamaro





"Antes de juzgar a una persona,
camina durante tres lunas con sus mocasines".



"... Vistas desde el exterior
muchas vidas parecen equivocadas, irracionales, locas.
Desde afuera,
es fácil interpretar mal a las personas, a sus relaciones.

Sólo desde adentro,
pueden comprenderse las motivaciones,
los sentimientos,
lo que hace actuar a una persona 
de una manera en lugar de otra.

La comprensión nace de la humildad,
no del orgullo del saber..."



Del libro:
"Donde el corazón te lleve"
de Susanna Tamaro

sábado, 30 de septiembre de 2017

Poema de Carlos González Vallés



Irina Karkabi


Deja a los sentidos brotar del corazón
y dile a la cabeza
que se calle un poquito,
nadie engarza un diamante
en broche de cartón
ni recoge los mares en un vaso chiquito.

Carlos González Vallés
(de libros inspirativos Salesianos, U.S.A)



miércoles, 27 de septiembre de 2017

Silencio, de Trini Reina




¿Por qué no  callas?,
 y acatas el duelo que me asola.
Y te guardas en el silencio…

¿Por qué no callas?
Que yo abandonaré mi casa,
sin llaves en las manos
y tu traición en la maleta.

Trini Reina


martes, 26 de septiembre de 2017

Quién mira..., de Paula Siddig






Te vi... me enamoré de ti al instante,
no pude evitar tomar esta foto.
Estabas tan triste que mi alma sintió pena.
No sólo por encontrarte tan atrapado en aquella casa
deseando estar fuera,
sino porque fuiste un cruel espejo de mi propia imagen.

Tú encerrado en el balcón; yo atrapada en el mío,
con forma de cuerpo humano.
Más tarde, pasé de nuevo y te observé en la misma posición,
pero esta vez estabas feliz.

¿Cómo podía ser? ¿Qué había cambiado?.

Luego comprendí que lo que había cambiado
era el estado de quién te estaba observando...

A veces, miramos el mundo con el reflejo de nuestros propios sentimientos.

Paula Siddig

viernes, 22 de septiembre de 2017

Detrás de las farolas


Armand Point

Para ciertas fechas aparecen sonrisas dibujando rostros, reclamos de inocencia descubren la esperanza y yo allí, desierta, sin vela ni timón, sin puerto.
El año como barco que naufraga recobra los sentidos y aparece el primer milagro en la piel de los abrazos. En esta espalda huérfana cada latido me sorprende con su palidez de nácar. Sólo hay que esperar la sombra de un poema para retener la vida, el aroma de magnolias, aquel árbol en el que dibujé la primera estrella, todos los miedos y el olvido.
Por eso, tras este cristal que nos separa, estoy abriendo la puerta a la caricia de los sueños para buscar el principio en este cielo que nos une.

Luján Fraix




lunes, 18 de septiembre de 2017

Cuéntame tu vida, de Coca Rossi





El saldo de tu vida es casi un cuento,
una obra distinta de las otras,
un gesto que se asume por costumbre,
un inútil intento que se agota.
Susurra suavemente entre silencios,
cuéntame, de tu vida, de algunas cosas;
de su monotonía, de sus miedos,
sus esperanzas viejas y remotas.
No quiero conocer intimidades,
quiero que me confíes tus congojas,
tus llantos, tus tristezas, tus olvidos,
las palabras valientes y las otras;
no temas, sólo intento consolarte
pues te siento temblar como una hoja...
No claudiques, tus viejas ilusiones
siguen alrededor, como una ronda,
y la luz del amor palpita intacta
en la mentira antigua de las sombras...

Coca Rossi


sábado, 16 de septiembre de 2017

Jardín atardecido, de María Honoré de Balán



Eleanor Brickdale


Envejece la tarde y claudicante
se deshace en penumbra florecida,
los arriates le dan la despedida
envueltos en la sombra vacilante.

Furtiva soledad, es cada instante
un milagro de grama humedecida;
meridiano caído en la vencida
vigencia de la luz agonizante.

Van mis dudas marchitas hacia donde
florecen los jazmines y las rosas;
el sol apaga su rubor y esconde

el fulgor de encendidas mariposas.
Busco respuesta y sólo me responde
el silencio compacto de las cosas.

María Honoré de Balán


jueves, 14 de septiembre de 2017

De Rosa Montero





"El verdadero dolor es indecible.
Si puedes hablar de lo que te acongoja,
estás de suerte.
Eso significa que no es tan importante.
Porque cuando el dolor cae sobre ti sin paliativos,
lo primero que te arranca es LA PALABRA.


Hablo de ese dolor que es tan grande
que ni siquiera parece que te nace desde dentro,
sino que es como si hubieras sido sepultada por un alud."

Rosa Montero



miércoles, 13 de septiembre de 2017

Revista Luz Cultural





Gracias a la revista Luz Cultural de España por publicar mi perfil y mis poemas en su página a la que considero de mucho nivel, de excelencia.

Los invito a visitarla:

http://www.luzcultural.com/?p=4709#comment-7559



LA RENUNCIA
Estás en mí
como lluvia en mis ojos.
Pero…
vacío de versos
te escapas
dejando palabras deshojadas.
Intento sostenerme
con tu silencio.
Ya no soy la misma,
mi corazón
late con tu mirada
que nubla
la indescifrable huella
de tu paso,
pero estás quieto.
Al borde del abismo
dos palomas te sostienen
de la mano.

Gracias nuevamente a su administrador Paco Vélez y a mi amiga Verónica Calvo.

lunes, 11 de septiembre de 2017

El viejo arcón, de Jorge Antolini


Alex Alemany



Del viejo arcón, como un recuerdo grato,
aparece una imagen desteñida
hablando, en la mudez de su retrato,
de una historia que es siempre repetida.

La abuela, deteniendo por un rato
el transcurso incesante de la vida,
provoca con sus ojos ese trato
que ahora es de nostalgia compartida.

Entre nubes de sueños ya perdidos
que se tornan remotos y escondidos
está el ayer, tan lejos y cercano,

pareciendo decir, sin decir nada,
que el tiempo es como agua aprisionada
que se va, sin quererlo, de la mano.

Jorge Antolini



domingo, 10 de septiembre de 2017

A Gustav Klimt



"El beso", de G. Klimt



Beso eterno,
ojos cerrados
a una realidad silente.
Levedad del ser
a la luz de un momento:
pretérito, demorado, inconmensurable...



Luján Fraix-2012


jueves, 7 de septiembre de 2017

Amigo..., de Liliana Díaz




Podemos deshilachar el sol
y tejer entre luces discretas
nuestro ropaje diferente
que viciado de esperanza
abriga el corazón.

Podemos desgranar mil palabras
con abrazos y desencuentros
y coronar de azul
nuestra frontera sumergida
en la fuerza del silencio.

Podemos compartir las horas
largas o fugaces
que huelen a mil juegos,
y dejar suspirar a nuestras vidas
con intensidad sin tiempo.

Podemos disolver las sombras
entre amores y tormentas
con un solo gesto
y también eternizar esta amistad
en un solo verso.

Liliana Díaz


miércoles, 6 de septiembre de 2017

Señales, de Mario Benedetti



En las manos te traigo
viejas señales
son mis manos de ahora
no las de antes

doy lo que puedo
y no tengo vergüenza
del sentimiento

si los sueños y ensueños
son como ritos
el primero que vuelve
siempre es el mismo

salvando los muros
se elevan en la tarde
tus pies desnudos

el azar nos ofrece
su doble vía
vos con tus soledades
yo con las mías

y eso tampoco
si habito en tu memoria
no estaré solo

tus miradas insomnes
no dan abasto
dónde quedó tu luna
la de ojos claros.

Mario Benedetti
Del libro: "El olvido está lleno de memoria"

domingo, 3 de septiembre de 2017

La fe


Willem Haenraets





Busca la fe en las alas de su vuelo,
la primavera de los sentidos,
la victoria en la muerte de los tiempos
y el fugaz compás de la memoria.

La fe...
un cielo, un destino, el cálido descanso,
la torre indivisible,
la arcana armadura de las almas
y el fuego apasionado de la voz.
Reposa en ese sueño
de claroscuros milagros,
aferrada al matiz de la palabra
y recoge la santidad de tu vida
en el retablo silente de la nada.


Luján Fraix-2014


jueves, 31 de agosto de 2017

Nada, de Mercedes Careggio



Joanna Sierko-Filipowska




Quiero labrar el tiempo, hacerlo trigo.
Cincelar el minuto, repujar la hora.
Hacer del día un artesano inquieto,
y de la vida una gran artesanía.
Llegar al límite sabiéndolo desde el principio,
para ver si es cierto que la muerte
es el inmenso lugar donde no cabe el tiempo.
Pero no tengo nada,
vacío mi intelecto,
caigo en picada por esta cuesta ciega.
Nada me llega
y yo no llego a nada.
... ¿Hacia dónde voy,
herida y olvidada?...



Mercedes Careggio


miércoles, 30 de agosto de 2017

Árbol de Diana, de Alejandra Pizarnik




"Árbol de Diana" de Alejandra Pizarnik (escritora argentina 1936-1972), quien se suicidó a los 36 años en septiembre de 1972, es su cuarto poemario.



"Árbol de Diana" es transparente y me da sombra.
Tiene luz propia, centelleante y breve.
Nace en las tierras resecas de América.
La hostilidad del clima, la inclemencia de los discursos
y la gritería, 
la opacidad de las especies pensantes,
sus vecinas,
por un fenómeno de compensación bien conocido,
estimulan las propiedades luminosas
de esta planta.


No tiene raíces, el tallo es un cono de luz ligeramente obsesiva,
las hojas son pequeñas,
cubiertas por cuatro o cinco líneas de escritura fosforescente,
pecíolo elegante y agresivo,
márgenes dentadas,
las flores son diáfanas, 
separadas las femeninas de las masculinas...

Fragmento del Prólogo
de Octavio Paz
París- abril de 1962.

 "Árbol de Diana"
fue publicado por primera vez en 1962.


6
Ella desnuda en el paraíso
de su memoria
ella desconoce el feroz destino
de sus visiones
ella tiene miedo de no saber
nombrar
lo que no existe.

11
ahora
en esta hora inocente
yo y la que fui nos sentamos
en el umbral de mi mirada.

12
No más dulces metamorfosis
de una niña de seda
sonámbula ahora en la cornisa
de niebla.

Su despertar de mano respirando
de flor que se abre al viento.

37
Más allá de cualquier zona
prohibida
hay un espejo para nuestra triste
transparencia.

38
Este canto arrepentido, vigía
detrás de mis poemas:
este canto me desmiente,
me amordaza.


A. Pizarnik

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...