lunes, 21 de agosto de 2017

Sin poemas




A partir de hoy
voy a amarte con silencios,
provocando ausencias
e inventando distancias;
desde hoy voy a amarte sin poemas,
con muy pocas acciones
y escasas palabras...
a partir de hoy voy a amarte así,
como tú me amas.

Anónimo


miércoles, 16 de agosto de 2017

La apatía

Széchenyiné Varga Szidónia



Doble...
discurso en la mirada,
labios áridos
dibujando ásperas palabras.
Prefiero la verdad
a la fugaz dicha del alma.
Inútil decir lo contrario,
arrastrar cenizas vanas.
Guardabas brumosos recuerdos
en tu memoria, pasaban...
La mentira piadosa
es cobardía, es espejo
de tu perdida
y desdibujada batalla.


Luján Fraix-2012

--------------------------------

Hola queridos amigos
Les cuento que debido a mi malestar del brazo derecho no puedo responder todos los comentarios de ambos blogs, es por eso que voy a cerrar los comentarios en este de poesía y contestaré los de mi sitio principal:

LUJÁN FRAIX---BIBLIOTECA PERSONAL


Les dejo el enlace, los espero por allá. Gracias y perdón por tantas idas y vueltas. Este blog seguirá activo como siempre pero sin sus comentarios. 
Disculpas nuevamente.

Nos vemos...

Besos

miércoles, 2 de agosto de 2017

Poeta, de Rosa Fasolís




Escribe versos en la palma de las manos; también
sobre los párpados de ella. A veces
escribe con tinta de lágrimas,
en pétalos de niebla.
Después, los quema.
Al fervor de la llama crepitan su canción perdida
y salen a volar, levísimos
pájaros negros
que le llenan las pestañas de rimmel
y le dibujan
cuando ríe o cuando llora
esas ojeras de payaso triste,
de frustrado cantante de opereta.
A veces también grita sus poemas
en la calle. Nadie
parece escuchar. (Todos están
tan cansados de todo...)

Pero él sigue escribiendo versos.
Y ella los celebra.

Rosa Fasolís
Del libro "Sacramento y Ceniza"

sábado, 29 de julio de 2017

Filo de mujer, de Eduardo Miretti



I

Entre el borde
de su talle
y ese filo 
de mi angustia,
un fantasma milenario
me devora
las palabras

II

Eres muda elección de lo ausente,
transparencia fugaz,
sortilegio,
que se abisma final y baldía
a sesgar las historias, el verbo
que no está,
que faltó a los lugares
donde hubo
encuentros.

Eduardo Miretti


martes, 25 de julio de 2017

Las pequeñas esencias, de Verónica Calvo



Hoy les voy a hablar del poemario de Verónica Calvo "Las Pequeñas Esencias.".

Quiero contarles que a Verónica la conozco del blog hace como ocho años cuando empecé a transitar este bello camino. 

Siempre me he sentido identificada con sus poemas porque son espejos de la vida, rostros con alma que dibujan fielmente los contornos de nuestro sentir: la esencia pura.

Quiero decir que vamos a encontrarnos con la realidad, con todo aquello que nos identifica: sentimientos de amor, soledad, pasión, nostalgia... un mundo pleno de secuencias profundas que nos ayudan a pensar, a ser... y también nos enriquecen. A mí siempre me ha gustado aprender del otro, aunque el arte es puramente subjetivo siempre podemos tomar para sí aquello que nos llega en determinada circunstancia de la vida.

Recomiendo este libro porque nos deja sueños y el alma de una gran persona y escritora.
Gracias Verónica. Disfruté mucho con la lectura. Te deseo muchos éxitos.





XLVIII

De nuevo naufragan
en tus brazos de hielo
las esperanzas ocultas
tras los velos etéreos,
los mismos donde éramos
dos almas entregadas
al olvido del fuego.
Dolor, vuelves,
me haces daño,
dolor, dueles tanto...
Hay, tras el espejo,
más de doscientos años.

***

LXIX

Unas manos
desatadas en la urgencia
de mi inmisericorde noche
atesoran mis recuerdos.
Esas manos
desvisten los inviernos,
los abandonan en el hielo
y regresan, clementes e inocentes,
en busca del perdón, del piadoso olvido.

***

LXXIII

Fui ellas,
aquellas que beben rosas.
Todas ellas,
las que paren soles y viven en la sombra.
Fui ellas,
aquellas,
vosotras, nosotras.
Todas,
las que dejan entre libros
suspiros, camelias y amapolas.
Las que mueren por la tarde
y resucitan en la mañana.
Fui ellas, por todas nosotras.

***

EPÍLOGO

Tómame,
noctámbula y entregada
a la fuerza de tu noche
oscura, sin luna,
y deja que tus manos
liberen esta piel del exilio,
donde tejo cien poemas
a la espera de tu manto.


Verónica Calvo




TINTA DE SUEÑOS
es su blog




Gracias Verónica
por tu apoyo desde el primer día,
por leer mis libros
y por estar cada vez que comparto un sueño.
Ya hablaremos de Japonismo.

***



sábado, 15 de julio de 2017

Siempre dar...



Arthur Hugues



Siempre dar.
Dar para ser feliz.
Dejar de ser para vivir en otro, transformarse en sombra de: padres, abuelos... familia, amigos...
Todos esperan de ti.
Te cargan de culpas sino eres...
Te sientes egoísta si piensas un poco en ti.

¿Cuál es el límite?

Luján Fraix-2013


martes, 11 de julio de 2017

Cuando llegas tarde, de Carmiña Daverio



Ha oscurecido muy pronto.
Me perjudica extrañarte.
El tiempo rápido pasa
y ya es lejana la tarde.
Se me ocurren mil razones
que pudieron retrasarte,
en mi mente es un venero
de motivos inquietantes.
Cuando regreses, cansado,
nerviosa vas a encontrarme,
esperando tu llegada
junto a una luna brillante.
Cuando vuelvas, en silencio,
yo te esperaré en la calle,
quizá mi enojo se aleje
como un guerrero cobarde;
como un sentimiento opaco
que se cansó de esperarte,
que se alimentó de injurias,
pero ante ti se deshace.
Vas a pedirme perdón.
dulce, vas a consolarme,
pues con llanto te recibo
siempre, cuando llegas tarde...

Carmiña Daverio


lunes, 10 de julio de 2017

Mendiga y reina, de Susana Cattaneo




Franz Winterhalter



Tuve el principal papel del desamparo.
Vestida de reina
ocupé trono y cetro de desdichas.
Abrí ventanas que miraban
los sueños de los otros.
Traspasé portales
hacia lugares ajenos
con luces de arco iris.
Desde la melancolía
goberné todos los rincones de la soledad.
Hoy me despojo
de mi traje de estrellas en plegaria.
Me visto
con jirones de sonrisas y desiertos.
Con mutilados párpados
ungidos de cenizas.
Sospecho futuros de princesa
y robo el fuego a los dioses.
El enojo de Zeus
no me intimida.
Estoy por parir la libertad
a pesar del destino.

Susana Cattaneo

sábado, 8 de julio de 2017

Alas blancas




Abel  Grimmer




Hoy la lluvia
comenzó a invadir los rincones
de mi casa
con su aleteo de mariposa invernal.



Se llevó el calor de un apresurado verano
que había traído luz
a mi sonrisa.
Se quedaron las penumbras florecidas
con sueños de primavera en sus alas blancas.
Es Julio todavía...

Luján Fraix-2011





domingo, 2 de julio de 2017

Un patio, de Jorge L. Borges







Con la tarde
se cansaron los dos o tres colores del patio.
La gran franqueza de la luna llena
ya no entusiasma su habitual firmamento.
Hoy que está crespo el cielo
dirá la agorería que ha muerto un angelito.

Patio, cielo encauzado.
El patio es la ventana
por donde Dios mira las almas.
El patio es el declive
por el cual se derrama el cielo en la casa.

Serena,
la eternidad espera en la encrucijada de estrellas.

Jorge L. Borges


sábado, 1 de julio de 2017

Misterio en llamas, de Sebastián Riestra


Simonetta Vespucci



Todo lo que ella toca
lo convierte en primavera.
(Es tan hermosa que nada
se le parece. Y para describirla
hay que inventar palabras nuevas.)

Todo lo que toca lo convierte
en infancia. Es única
como cada hoja, como
cada ola. Es el cielo
de todas las ventanas.

Todo lo que toca
lo convierte en silencio (las cosas
se callan para verla ser, se quedan
quietas para oír
cómo ella pasa entre ellas). Todo

lo que toca lo convierte
en mariposa, lo deja mirando
la parte de atrás de la lluvia.
¿Cómo escribir sobre
su misterio en llamas?

Cada vez que aparece
siembra nuevas preguntas.
Pero ella no lo sabe, sólo
toca el dolor
y lo convierte en primavera.



Sebastián Riestra


lunes, 26 de junio de 2017

Derrota




El olvidado jardín
busca antepasados
en sus pétalos
de nácar.

Afuera,
la lluvia deshoja
             una lágrima
que muere en los encajes
de la niebla.

Un corazón
se abriga
buscando vacíos
            para llenar...
cuando la vida
le dice
que no se desplome,
ciego,
porque aún los días        
                          amanecen...



Luján Fraix-2017


viernes, 23 de junio de 2017

Un tiempo distinto, de Susana Cattaneo



Barbara R. Felisky.




A través del muro
pasa el barco de la nostalgia.
Sella una Era detrás del cielo.
Una marca indescifrable
queda en la pared.
Brillos de crisálidas
anuncian
el nacimiento
de otro origen.

Susana Cattaneo




jueves, 22 de junio de 2017

La dama de los colores, de Belén Rodríguez



William Henry Margetson


De una amiga en la distancia,
más no por ello lejana,
he aprendido la constancia
el buen hacer que dimana.

La dama de los colores
lleva el nombre de una virgen;
ella le entregó los dones
que tan fácilmente esgrime.

Pues ha creado un espacio
del color del arco iris
un verdadero palacio
de pintura, letra y simil.

En él aprendí a perderme
dejando el alma desnuda.
Alma de poeta inerme
sumergida siempre en dudas.

Me has enseñado a abogar
por un mundo diferente
en el que reinas, Luján,
y reinarás para siempre.


Con mi sincero cariño. Un abrazo.
Belén Rodríguez



Gracias querida Belén por este poema que me dedicaste hace unos años.

Su blog




miércoles, 21 de junio de 2017

Invierno medieval





Frederik Kruseman




Comenzará el siglo
a borrar mis tiempos
y el pasado fin de las horas
será burbujas de amor eterno.
Pediré piedad, contaré los días,
buscaré la paz
de mi otra vida.
Y llegará el adiós
en dolor antiguo
de hielo polar y enemigo.
Otra vez las palabras
serán testigos
de otras guerras
tuyas y compartidas.
Contar lo sufrido
es salir
de este enorme frío...
La piedad será una mirada
que lastimará
este corazón de fuego,
enmascarado y herido.

Luján Fraix-2003

viernes, 16 de junio de 2017

Infancia, de Mercedes Careggio








Sobre los techos, la lluvia,
transparente guitarra enamorada.
Por el camino rojo, vacío, interminable,
el invierno...
¿Qué más sereno que el hogar?
¿Qué otro aroma mejor que aquella leña?
¿Qué más quisiera que volver?

¡Ah infancia!
Hoy me pareces lejana.

Gran pájaro gris,
el molino majestuoso y plañidero.
Hasta el laurel,
desde los viejos pinos,
la lluvia,
el sol,
nada más.

Entre el calor del hogar
y mi libro de versos,
las manos de mi madre,
tejiendo.

Infancia...
¡Qué lejana!
A veces recuerdo...
Huelo hierba, jazmín,
tierra mojada.
Tiemblo.
La niña que alguna vez fui
vierte lágrimas por los ojos
de la soledad
que soy ahora.

Mercedes Careggio

Del libro: "Con el alma mojada"



"Los que me aman saben
que puedo odiar y no quiero;
los que me odian saben
que quiero amarlos
y no me dejan".


jueves, 15 de junio de 2017

Certeza, de Silvia López




Kinuko Craft




En esta  habitación
entre la lluvia y la noche

un cuadro

se enamora
de la mujer que lo contempla.

Silvia López





sábado, 10 de junio de 2017

Actitud



Miho Hirano

Olvidar
hasta ocultar la duda de tu voz,
hasta desterrar la incertidumbre,
hasta que duela el alma
de tanto mirar la herida.
Olvidar
con piedad y sin lamento,
sin doblegar el tiempo ni los sueños.

Olvidar el riesgo de no ser
sin nostalgias, en silencio...

Amar la sombra,
abrazar la risa.

Olvidar
para ocupar espacios,
no importa cómo.
Nacer de nuevo
en la piel de otro milagro
como si mil años
fueran sólo un día.

Luján Fraix-2017









Queridos amigos no puedo responder mensajes porque hice un mal movimiento y me duele mucho el brazo derecho. No se sientan obligados a dejar comentario. Ya los visitaré.
Un beso

miércoles, 7 de junio de 2017

El club de los poetas



Gracias a la página de literatura (España)

EL CLUB DE LOS POETAS

Por publicar mi perfil y uno de mis poemas LLUVIA. 

Valoro mucho el esfuerzo de contribuir a difundir a los escritores de todas partes del mundo a manera de lazo de unión, es una forma de relacionarnos y de sentirnos más cerca de todos los que amamos el arte de escribir.

Nuevamente, gracias.

Les dejo el enlace por si quieren visitar la página, leer mi poema y si les interesa participar también pueden hacerlo dejando un mensaje.

http://clubpoetasforo.blogspot.com.ar/2016/12/lluvia.html

domingo, 4 de junio de 2017

Cántaro quebrado, de Olga Zorzoli


REBLOGGED FROM





Imborrables veranos de mi infancia
con canto de cigarra en la arboleda;
rechinar del molino, de su rueda,
y del fruto maduro, la fragancia.

Murmullo del arroyo a la distancia,
susurro de la brisa que remeda
la sutil euforia de agua y seda,
en el cantar pueril de su asonancia.

No volverán aquellas dulces horas
ni el paisaje estival, casi olvidado,
en el fatuo brillar de otras auroras.

Sobre la piel del tiempo va el pasado
como el arroyo aquel de aguas sonoras
donde abrevó mi cántaro quebrado.



Olga Zorzoli



sábado, 3 de junio de 2017

Para Princesa Nadie



Richard Doyle




Desde el arco ojival de la portada
hasta el alma que con tu luz palpita
en cada óleo, tu corazón suscita
ese sueño de princesa dorada.

Velo de encaje y de ilusión, cascada
que llega desde aquel vuelo infinito,
crisol de pinceladas precipita,
su escala de amor... página encantada.

Tienes tanto de rosas y de nubes,
tu devoción por la historia sube
al sol desde su alado movimiento

que se piensa, delante a tu morada
en alguna doncella enamorada
o en algún sobrio retrato del viento...



Luján Fraix-2012-




Su blog





miércoles, 31 de mayo de 2017

Mujer...







Mujer...
que hablas con los ojos,
que ya existes en los otros,
tu fuerte debilidad
es vencida omnipotencia.

Lloras como niña endeble
y hablas con sabiduría,
tú renuncias a la espera
ante el frío de palabras.

Equilibrio de tus plantas,
madre de los animales,
tu gemela soledad
es albor de tus cantares.

¿Quién te enseñó
el camino de los poetas
cuando dormías pequeña
en el ocaso de los alfabetos?

Te has quedado detenida
a la sombra de las huertas
con tiempo para rumores
de tus lágrimas inciertas.

Tu pluma de pergamino
destierra las injusticias
y entre las rimas dormita...
todo el resto de la vida.

Trovadora misteriosa
inmersa por los recodos
del gran arte bien nacido...
ya buscas la perfección.

Eres arcángel con lirios,
humildad de las violetas,
la primavera con alas
abrazada de estribillos.

Mujer...
que sientes 
que nada has logrado...
Lo dijo él:

¡Mujer,
amor personificado!


Luján Fraix-2007

Publicado en mi libro de poemas-------------"Septiembre"(2007-Buenos Aires)



"Si un hombre espera que una mujer sea un ángel en su vida
primero él tiene que crear un cielo para ella."

lunes, 29 de mayo de 2017

Ya no será, de Idea Vilariño





Haenraets Willem



Ya no viviré contigo
no criaré a tu hijo
no te tendré de noche
no te besaré al irme
nunca sabrás quién fui
y por qué me amaron otros.
No llegaré a saber por qué ni cómo nunca
si era de verdad lo que dijiste que era
ni quién fuiste
ni que fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos
querernos
esperarnos
estar.
Ya no soy más que yo
para siempre y tú
ya
no serás para mí
más que tú.
Ya no estás
en un día futuro
no sabré dónde vives
con quién
ni si te acuerdas.
No me abrazarás nunca como esa noche
nunca.
No volveré a tocarte
no te veré morir.

Idea Vilariño

El gran amor de JUAN CARLOS ONETTI.


domingo, 28 de mayo de 2017

Poema, de Betty Moreno


FronteraD



Espero el momento
del silencio,
la inspiración,
el roce,
la palabra.
El arco iris derramado en pleno,
sobre la huida gris
del viento y del agua,
la quietud
del trueno,
el yermo espacio de la calma,
el estandarte
de la luna
roto al amanecer
después de la batalla.

Betty Moreno


jueves, 25 de mayo de 2017

La duda



Lee Avison / Trevillion



Quisiera volver...
de otros veranos a recorrer la casa
para sentir
el vestigio de azucaradas magias,
pero me quedo detenida
esperando una palabra, otra batalla,
alguna candela encendida,
el otoño...
No sé del futuro incierto,
solamente me queda este presente
de silencios
que trae el sosiego de saber
que volver es quedarse...

¡Qué problemático destino el de la duda!



Luján Fraix----2017


sábado, 20 de mayo de 2017

Y era abril, de María Socorro Luis






Gerald Harvey Jones





De aquel día tan triste,
amor,
recuerdotuimpaciencia.
Tus argumentos
para consolarme,
en aquel bar del puerto
con ventanas al mar.

Recuerdo que era abril.
Que era un día sin sol.
Sin música.
Un día sin poemas,
sin flores y sin tacto,
con el árbol,
el puente y la bruma,
de una tarde
queparecíainvierno.

Recuerdo que llovía.
Que era un día de abril
               y que llovía.
Que la calle tenía
olor a tierra eterna.

Recuerdo que era abril
y yo no deseaba
             ni siquiera
que estuvieras conmigo.
Que hubiera
amapolas impacientes
creciéndole al camino.

Ni siquiera,
deseaba quefueraprimavera.



M.Socorro Luis



Su blog


viernes, 19 de mayo de 2017

Poema, de Susana Cattaneo



Luis Romero


Una torcaza tiembla
en el país del frío.
El añil del paraje promete
un reclamo de inocencia.
Aleteos de nieve
llegan tarde
para descubrir la esperanza.

Susana Cattaneo





lunes, 15 de mayo de 2017

Sólo una huella



Zhao Kailin







En mi corazón se duerme el silencio
bajo su dulce vuelo
como un pájaro vencido.
Recogeré mis alas y le daré abrigo,
quiero dejar un resabio
de ojos dormidos,
la palidez de las fragancias,
la transparente perpetuidad,
un huella...
al menos algo.

Luján Fraix-2013













Seguir leyendo...

BIBLIOTECA PERSONAL


jueves, 11 de mayo de 2017

Los caminos del frío, de Raúl G. Brarda



Abraham Solomon



Nuevamente el invierno
establecía sus cánones
dictando la aspereza de la tarde.

Mi sensación era que las aves
no alcanzarían este cielo
y vivirían muy cerca de las plantas
en las inmediaciones del poniente.

Desde esos bancos desolados
años atrás,
había sentido en un instante
las apariencias que la noche engastara
en aquella tierra desierta.

Hoy descreo de un vasto poderío
sobre los pliegues de la lluvia.

Es que el paisaje contiene,
estrecha la región donde su brisa
volverá a nuestro cuerpo,
pero olvida que una ráfaga intensa
fracasará con los árboles,
tiempo antes del recuerdo
que empezará a nacer.


Raúl García Brarda



martes, 9 de mayo de 2017

Sueño, de Zulema Carranza



Thomás Kinkade




Sueño con un refugio
que no existe,
con un camino, sin señales,
por el que voy errante.

Sueño con un paisaje amarillo
y una presencia como un velo,
sueño con un collar de mariposas blancas,
un patio ensimismado de secretos,
un sol que cruza la ventana
y se detiene,
un poema urdido entre glicinas
y el temblor de la lluvia en el ocaso.
Sueño con un estremecido vuelo,
una sombra,
una llave que abre un beso en cualquier boca,
sueño con un fulgor,
un destello del alba en el espejo.

Sueño con un tímido susurro
y un perfume de sonidos
que despiertan.

Zulema Carranza



lunes, 8 de mayo de 2017

Un pasado




Bárbara Mock



En el patio de atrás
el mundo desplegó sobre él melancolía.
Hay prismas bermejos en el cielo
y la brisa en mi voz se agita...
Se despegan las tejas coloniales
del rincón donde moran las petunias,
aquellos cuerpos demorados
son mariposas oscilantes de colores,
y frente al muro capital
los ladrillos festoneados de retamas
elevan el alma de un rosal
con el amor de mi madre en sus pupilas.
Los gorriones con su libre monarquía
se aferran a las ramas que se inclinan...
y miran la inocencia del juguete
que el tiempo legendario ya lastima...
El jardín romántico perfuma
el costado interior de la llovizna.
En mis manos sostengo la ternura
de un ayer de níveas estrellitas.
Una dicha especial en mis entrañas
goza de mi errante fantasía
y regreso con mi añorado sueño
guardado en el arcón de despedida.


Luján Fraix-2011

------------------------------

Seguir leyendo...




domingo, 30 de abril de 2017

Vaguedades, de Rosalía del Castro



Carl Vilhelm Holsoe




Cuando era tiempo de invierno,
pensaba en dónde estarías;
cuando era tiempo de sol,
pensaba en dónde andarías.
¡Ahora... tan sólo pienso,
mi bien, si me olvidarías!

Mas ve que es mi corazón
una rosa de cien hojas
y en cada hoja una pena
que vive apegada en otra.

Quitas una, quitas dos:
penas me quedan de sobra:
hoy diez, mañana cuarenta,
deshoja que te deshoja...

¡El corazón me arrancas
si las arrancas todas!.

Rosalía del Castro



viernes, 28 de abril de 2017

Volverán las oscuras golondrinas..., de Gustavo A. Bécquer



Chateau de Fleurs



Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres...,
¡ésas... no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias escalar,
y otra vez a la tarde aun más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día...
¡ésas... no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar,
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como ye te he querido...; desengáñate.
¡así... no te querrán!

Gustavo A. Bécquer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...