lunes, 21 de agosto de 2017

Sin poemas




A partir de hoy
voy a amarte con silencios,
provocando ausencias
e inventando distancias;
desde hoy voy a amarte sin poemas,
con muy pocas acciones
y escasas palabras...
a partir de hoy voy a amarte así,
como tú me amas.

Anónimo


miércoles, 16 de agosto de 2017

La apatía

Széchenyiné Varga Szidónia



Doble...
discurso en la mirada,
labios áridos
dibujando ásperas palabras.
Prefiero la verdad
a la fugaz dicha del alma.
Inútil decir lo contrario,
arrastrar cenizas vanas.
Guardabas brumosos recuerdos
en tu memoria, pasaban...
La mentira piadosa
es cobardía, es espejo
de tu perdida
y desdibujada batalla.


Luján Fraix-2012

--------------------------------

Hola queridos amigos
Les cuento que debido a mi malestar del brazo derecho no puedo responder todos los comentarios de ambos blogs, es por eso que voy a cerrar los comentarios en este de poesía y contestaré los de mi sitio principal:

LUJÁN FRAIX---BIBLIOTECA PERSONAL


Les dejo el enlace, los espero por allá. Gracias y perdón por tantas idas y vueltas. Este blog seguirá activo como siempre pero sin sus comentarios. 
Disculpas nuevamente.

Nos vemos...

Besos

miércoles, 2 de agosto de 2017

Poeta, de Rosa Fasolís




Escribe versos en la palma de las manos; también
sobre los párpados de ella. A veces
escribe con tinta de lágrimas,
en pétalos de niebla.
Después, los quema.
Al fervor de la llama crepitan su canción perdida
y salen a volar, levísimos
pájaros negros
que le llenan las pestañas de rimmel
y le dibujan
cuando ríe o cuando llora
esas ojeras de payaso triste,
de frustrado cantante de opereta.
A veces también grita sus poemas
en la calle. Nadie
parece escuchar. (Todos están
tan cansados de todo...)

Pero él sigue escribiendo versos.
Y ella los celebra.

Rosa Fasolís
Del libro "Sacramento y Ceniza"

sábado, 29 de julio de 2017

Filo de mujer, de Eduardo Miretti



I

Entre el borde
de su talle
y ese filo 
de mi angustia,
un fantasma milenario
me devora
las palabras

II

Eres muda elección de lo ausente,
transparencia fugaz,
sortilegio,
que se abisma final y baldía
a sesgar las historias, el verbo
que no está,
que faltó a los lugares
donde hubo
encuentros.

Eduardo Miretti


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...