martes, 12 de diciembre de 2017

El silencioso GRITO de... Dunken Editorial



Gracias a la Editorial Dunken y a todo su equipo por el apoyo. Trabajan de una manera tan organizada que da placer publicar con personas tan responsables y comprometidas con los autores.

Mi novela ahora por una Editorial de Buenos Aires, en papel.

Enlace




domingo, 10 de diciembre de 2017

A Martín Johnson Heade




 Martín Johnson Heade




Cuando me olvide
de todo
en mil lejanías,
quedará sólo un pájaro,
una flor,
sobre las ruinas de un espejo amarillo.
Reflejaré un abrazo
para tus alas.

Más tarde,
en un amanecer rosado,
el latido
resucitará...



Luján Fraix-2012





Mientras, de Mariano Muscari



 Irina Karkabi




Mientras tu mirada ilumine mi destino,
mientras hundas mi nariz en tu cabello,
mientras te rías cada vez que me sonrío,
mientras sigas causando mi desvelo,
seguiré soñando contigo.

Mientras tus manos se conviertan en caricias,
mientras tu voz se transforme en mis latidos,
mientras tu encanto se asemeje al de una niña,
mientras tus palabras endulcen mis oídos,
seguiré soñando contigo.

Mientras tu presencia me baste para admirarte,
mientras tu silueta se dibuje en mi retina,
mientras tu paciencia me conduzca a valorarte,
mientras tu carácter me inyecte valentía,
seguiré soñando contigo.

Mientras tus besos desahoguen mis mejillas,
mientras tus lágrimas se conviertan en rocío,
mientras tu magia se encienda en fantasía,
mientras tu cuerpo respire junto al mío,
despertaré soñando contigo.

Mariano Muscari



Inmensidad, de Marta Dino








Soy de un tiempo sin pausa que regresa
de alguna latitud, de algún navío;
son, futuro y pasado, mi albedrío,
y una historia que me llega y que me besa.

Soy luz en las tinieblas, noche espesa;
desandando sendero, algún estío.
El cielo, el sol, el viento... todo es mío
porque la inmensidad es la promesa.

Soy agua, hielo y fuego sin medida,
sendero, surco abierto, tierra arada,
importancia, nostalgia... soy herida,

paciencia, temple puro en la jornada:
tengo urgencia de tiempo en esta vida:
¡para la inmensidad no falta nada!

Marta Dino


Siento, de Mary Acosta






Siento que mi pueblo en multitud,
perdió su identidad.
Siento que el túnel del amor
en el mundo se ha quebrado.
Siento que los años mueren de frío,
congelados por no tener respuestas.
Siento que esta realidad asfixiante
en este laberinto interminable,
extermina los sentidos.
Siento las sombras
que avanzan abortivas,
empañando el futuro de los hombres.
Y siento la máscara pesada del tiempo,
que comenzó a oxidarse en mí.

Mary Acosta


Soneto a la amistad, de Marta Dino




Wilhelm Amberg



¡Gracias por compartir cada momento...
por ofrecernos su calor ahora;
por demostrar que prima el sentimiento
de amistad como eterna precursora!

¡Gracias por convertir el pensamiento
final, que en nuestra mente se atesora,
en sublime emoción de acercamiento
que, en percepción, el corazón añora!

Que la amistad nos una eternamente
como se unen al mar, ola tras ola
que llegan a la orilla en ascendente

oleaje de fervor, que se acrisola;
las mismas que retornan en ferviente,
blanca espuma perlada, en una sola...

Marta Dino



Escribir, de zulema Carranza





En las curvas del pasado
sin excusas
delinear con fonemas
el camino de la guarida.
Manojo de voces,
luz lindante a la hoguera,
finitudes que no alcanzan
con el espejo delante.
Escribir desde el oasis
y desde el desierto
más allá de la savia de los dedos.
Las lenguas cómplices del olvido
marcarán el sendero
donde crepita la leña.
Escribir en el aire arabescos sagrados,
dar con la alquimia
de las alas y el aire,
llenar con vino estremecido la copa.
Escribir: anverso y reverso
de la moneda con que
pagué los sueños de la infancia.

Zulema Carranza


A Xul Solar, de Dante Bustos







He visto las rodillas
de mis antepasados
incadas a reclinatorios
de un tiempo descontento.
Soñé, sí.
Aconteció infinitud recorriendo
aromos, la calle baja,
el atardecer único del sitio.
Han habitado temperamentos de sombras y cruces,
he asistido por vez primera
a la consumada gratitud, al reconocimiento
de la sangre que nos concedió el Apellido.

Dante Bustos
(Al Apellido)


Pintor argentino
(1887-1963)
Arte primitivo rupestre,
se acerca al surrealismo.

***


sábado, 9 de diciembre de 2017

Hoja, pluma... vida






Quizá el herrero que hay en mí
me lleve a admirar, hoy,
tus manos de escultor...
Por eso te suplico:
déjame cuidar 
tus manos de escultor.
Ellas contienen el talento
capaz de arrancarle a la madera,
al hierro, a la piedra o al barro,
lo que la naturaleza silenció.
Desde ese olvido lo rescata el arte,
adivina la forma contenida.
Es el soplo que olvidó Dios.
Las cosas pueden volverse eternas
gracias a tus manos, escultor.

Corina Herrero Miranda.






EL POEMA

El poema nacía en la raíz,
avanzaba en la oscuridad
y dormía a medias;
desperezaba duendes en las cuevas,
se hundía en las edades,
comprimía la voz ronca de la tierra;
tejía tan despacio y en el viento
tal vez se deshilaba.

Lina M. Vidal





EL VERDUGO


El verdugo insiste en llevarse la vida,
porque no le enseñaron
que lo eternamente efímero es el destino
y que siempre es demasiado tarde
para mendigar el otro lado de la oscuridad.

Susana Valenti






DEL LUGAR


Busco asilo
en la memoria
de las horas...
El paisaje
se somete
al habitante.
Manos badías
dibujan
con cada letra
las palabras.

Guillermo Ibáñez




viernes, 8 de diciembre de 2017

Si Juntos, de Mercedes Careggio






Si juntos hemos visto un tiempo de palomas
y el rostro asombrado de un niño ante la vida.
Si hemos acabado la fruta compartida
y plantado el árbol para esperar la sombra
y en una nueva tierra ardiente y rumorosa,
ya está plantada nuestra primera semilla,
¿por qué quieres dejarme con mi ilusión de espiga?
Esta cosecha de a dos no puedo hacerla sola.





"Los que me aman saben
que puedo odiar y no quiero;
los que me odian no saben
que quiero amarlos
y no me dejan".


Mercedes Careggio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...